Los Extraños Senderos del yo

las puertas del infierno, entrada, búsqueda, camino

Dos Caminos hallarás

En esta encrucijada Hermano,

Que no prometen

Ni principio, ni destino;

Sino la luz que reflecta

Este prisma defectivo.

Aventurarte tú puedes,

En este reino inhóspito,

Regido por un duunvirato

De tiranos quejosos.

Botín y campo de batalla,

Es la hostigada psique;

Condenada a ser por ello,

Laberinto en dorado,

Blanco y negro.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s