El Bosque Encantado

Harry in winter (Harry Potter and The Goblet of Fire OST)- Patrick Doyle

os árboles se alzaban majestuosos a su paso. Un mundo en diferentes tonos de verdes acariciados por la luz del sol que se reflejaba en los filos de sus hojas y extendía sus brazos cálidos por la foresta, para abrazar la tierra. Los sonidos de la naturaleza eran una sinfonía de trinos, susurros, crujidos y viento.

Estaba cansada de caminar. No sabía cuanto tiempo había pasado, pero daba la impresión de ser una eternidad. Miró hacia el cuervo que se posaba de vez en cuando en una rama para picotear por allí y por allá. Luego se interesó en el acicalamiento de sus plumas negras, posiblemente cuando Blanca decidió resguardarse en la sombra de un viejo árbol, robusto y nudoso.

No te vayas ¿vale? – dijo en voz alta y con un dedo alzado, algo amenazante

Suspiró de alivio al quitarse los zapatos. La sombra que daba era muy fresca y desde el suelo podía oler el aroma de sus hojas y flores

¡Qué sitio más extraño es este! ¿no crees?… casi tanto como hablarle a un pajarito como si este te entendiera

¡Oh! ¿Lo pones en duda niñita? – dijo una voz ridículamente fina – te entiende pero es un mal educado y no se digna a contestar – emitió una pedorreta en tono de chanza -.

¿Quién ha hablado? – dijo nerviosa Blanca mirando a todos los lados -.

Yo, Tamias Min ¿quién si no? Mira a tu espalda, a la derecha…

Para su sorpresa, la que emitía esos sonidos tan agudos era una diminuta ardilla. No pudo evitar abrir la boca perpleja.

Cierra la boca niñita o te entrarán moscas, y pueden ser muy molestas, en verdad… una vez mi tía se quedó de piedra cuando… bueno eso es otra historia, pero en definitiva, la cosa es que tuvo que sacar a escupitajos a toda una familia que se había instalado a sus anchas en su boca. Un asunto de lo más desagradable.

Sin decir ni una palabra hizo lo que le sugirió el animal por si acaso le pasara lo mismo.

¿Es que aquí los animales hablan?

Solo los que tienen educación – sonrió Tamias. Bajó del árbol y se colocó en la falda de Blanca para verla mejor – yo me he presentado – dijo haciendo una reverencia – ¿a quién tengo el gusto de conocer?

Soy blanca…

¿Blanca eh? ¿Y qué haces en el bosque?

Buscar mi casa; me he perdido – la ardilla se quedó mirándola unos instantes – Pero el cuervo me está enseñando el camino…

¿Nunca? – ese era su nombre – pues si tu casa está cerca del castillo vas en la dirección correcta – el cuervo los observaba con curiosidad desde su rama – si no, te está guiando a la casa de su amo, el señor de estas tierras – y añadió en voz mas bajita – aunque te aconsejo que si no está tu casa por las inmediaciones, evites ese camino…

¿Por qué?

De repente el cuervo soltó un graznido tan espeluznante que dieron un brinco del susto. El pájaro levantó el vuelo y cayó en picado encima de ellos. La ardilla asustada se escondió, dando un par de saltos, entre las copas de los árboles. Mas fue una falsa alarma: El cuervo se posó pacíficamente sobre la hierba y picoteó el suelo en busca de algo.

¿No me estarás engañando verdad?

La miró con indiferencia con sus ojitos negros. y cuando terminó de rebuscar en el suelo alzó el vuelo para continuar arreglándose metódicamente las plumas bajo la protección del follaje.

Por Arminda C. Ferrera

Comienzo: El círculo Inconcluso

Continuación: El estanque dorado

Anuncios

8 comentarios en “El Bosque Encantado

  1. Ey, ya pensaba que no lo continuarías! Me encanta! Me gusta como decribes el bosque, y la voz de la ardilla 😀
    Y como metes al cuervo en la historia! 🙂 La estará engañando? No lo creo… o al menos, no de todo. Si fuera una urraca si que no me fiaría 😛

  2. Sí, tiene atmósfera de cuento, sin duda alguna. Si es para adultos o para niños creo que depende de quién lo lea, un niño verá la historia, el cuento, las aventuras de blanca. Un adulto hará lo propio encontrando significados más profundos, como el hecho de que “Nunca” sea también el protagonista de tu poema, o la persecución del principio…
    Por eso me encanta tu historia, porque tiene muchas facetas 🙂 Es lo que te sale 😉 Nada más ni nada menos porque eres una grandísima escritora.
    Es un orgullo tenerte como amiga, compañera de fatigas y maestra 😀

  3. ¿No crees que te pasas un pelín? Soy tu amiga y compañera de fatigas y lo que haga falta. Doy gracias que el papel de “maestra” es compartido con mi faceta de alumna 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s