El último baile

Moonlight Serenade Glenn Miller

Bajo las luces nocturnas te tenía entre mis brazos, mientras nos balanceábamos al son de las trompetas. Tú apoyabas la mano en mi nuca y me mirabas a los ojos. Yo tomaba tu cintura y te acercaba hacia mí deseando besar tus labios rojos. El baile se hacía eterno y nada más había a nuestro alrededor, o eso a mí me parecía. Tanta vida había en ti y yo la deseaba con todas mis fuerzas, mas me retenía. Tu clavabas las pupilas en las mías y entreabrías la boca, al notar que dilataba el momento.

Hazlo – me dijiste y en tu voz podía paladear el anhelo y el miedo…

¿Si me lo pedías de esa forma cómo poder negarme? Posé mis labios con cuidado en los tuyos, tan calientes, tan jugosos, como una fruta madura. Tu corazón a mil por hora, cuyos latidos escuchaba claros como un tambor que me emplazaba a la batalla.

Hazlo – me decías apremiante entre gemidos casi sollozantes.

Me precipité a tu cuello y exploré cada centímetro de su piel tersa y perfumada, mientras echabas la cabeza hacia un lado para recibir mi beso. Y te besé, y te arrebaté el rubor de tus mejillas a cada trago y tu latido se iba apagando como una vela a la que ha llegado su fin.

Lamía la herida y antes de que se extinguiera del todo la vida en los ojos quise decirte algo, pero me mordí la lengua.

Sellé la sentencia de muerte con un beso que recibiste con tibieza y que luego se transformó en arrebato. Y te hacía como yo para siempre…

Sin embargo, la realidad es mucho más cruda y las fantasías nunca se han cumplido. Tú moriste en una noche de invierno hace ya tiempo y yo sigo solo mirando al techo, soñando que tú me querías.

Por Arminda C. Ferrera


Anuncios

19 comentarios en “El último baile

  1. Hermoso, triste y hermoso. Siempre he dicho que es mejor arrepentirse por lo que hemos hecho que por lo que no nos atrevimos a hacer.
    Me pregunto en qué o quién te basaste..

    Besos

  2. Maravilloso y emocionante relato que nos despierta sensaciones y sueños al leerlo, releerlo y volver a leer mientras se escucha la acariciadora música de Glen Miller.

    Gracias, eres una maestra de las palabras. Ah, y da igual en que o quien, el texto brota de ti.

    Besos emocionados

  3. Eso es claro, la base solo es una milésima parte, el arte de Eariandes es algo que viene con ella, con cada palabra, con cada frase nos redescubre, nos demuestra que aún puede ser mejor.
    Sólo con la imagen de alguien tomándote de esa forma, absorviéndote la vida… Aix

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Como siempre Kiram habla la amistad, aunque gracias por los halagos 😉
    Ernesto, me alegro que te haya gustado… 🙂 no lo releas demasiado, porque a lo mejor se va el encanto o peor convocarás al no muerto que lo inspiró

  6. jajajajaja Muchas, sin que sirva de precedente, porque no suelo hablar tan directamente sobre mis tendencias sexuales, pero sí, sí me gustan los hombres (son buenos para comer ñam ñam). Lo que quería decir es que tus gustos sobre el sexo opuesto son muy diferentes a los míos… y por ello, nunca discutiríamos por uno.

  7. EARIANDES: Simplemente PRECIOSO… Mientras leía, vi la escena tan clara… Podía sentir mi propio corazón, sincronizado con el de ella… Más de una/o mataría por sentirse así… Miedo me da preguntar quien te lo inspiró.

    KIRAM: Puede ser triste, pero eso lo hace doblemente hermoso.

    VITTT: Rendirse al otro, es uno de los mayores miedos y placeres que este vida nos brinda.

    MUCHASMIRADAS: Cualquier parecido con Drácula, seguro que es totalmente intencionado… Quizás por eso me gusta tanto.

  8. Si es parecido a mi relato, solo que en el tuyo si se la bebe jajaja.
    Pero tu relato es muy romantico y sensual y triste ya que no puede contener su sed de sangre.

    Ami me habian hablado de la pelicula de crepusculo mucho y por eso escribi lo que puse en mi blog, pero hace apenas dos dias vi la pelicula jajaja ya veo que ati tambien te inspiro esa pelicula supongo jeje

    bueno besos y saludos

  9. La verdad es que no. No la vi hasta que la estrenaron y fue cuando me di cuenta de que la primera imagen pertenecía a la película. Pero siempre me han gustado las historias de vampiros, desde Anne Rice, pasando por Bram Stoker y Elizabeth Kostova (una de las últimas obras que he leido sobre el tema).
    Espero que te haya gustado, a pesar de las similitudes 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s