La huída (La piedra de las Almas)

Age of Magic (Merlin OST) – Trevor Jones

Escuchaba el aire que acariciaba las cumbres y arrastraba con él a las nubes, el rumor de las ramas de los árboles y Los animales nocturnos que salían a cazar. El peligro aún no se cernía sobre ellos, iba a ser una guardia tranquila. Así que no dudó en entregarse a sus propios pensamientos. Desconcertantes imágenes se sucedían en su mente sin un orden que les diera coherencia. Debía meditarlo con calma antes de sacar conclusiones.

Después de calmar sus pensamientos y desechar las demás ideas que brotaban en su cabeza que no estaban relacionadas con la premonición, había podido entrever que surgirían serias complicaciones y que no podrían evitar enfrentarse al ejército real. Por ello, sabía que parte de ellos abandonarían ese mundo, serían capturados o alcanzarían la libertad.

Consciente de que para algunos ese era el final del trayecto, decidió no expresarlo en voz alta; no sería útil. Para qué infundirles el temor a la muerte o el desánimo. No ignoraban los peligros que implicaban su decisión y eso era lo que necesitaban saber para cumplir su cometido. No los miraba con pena, ni compasión, así debía ser. Muchos la acusarían de cruel o de bruja. Lo que no sabrían nunca es que sin su presencia casi todos perecerían y su afirmación no era una cuestión de ego. »

Este relato pertenece al Capítulo XI de «La Piedra de las Almas» . Si quieren leerlo entero desde el principio pinchar AQUí. Si bien quieren leer el capítulo XI pueden dirigirse al enlace que está a continuación.

La Piedra de las Almas (11)


Escrito por Arminda C. Ferrera