Una despedida desesperada

En humo convertí tu evocación,

En un Personaje quimérico

Más allá de mis sueños trasnochados

Un cuadro impresionista en mis recuerdos.

Y cuanto más olvidaba,

Más deseaba recordar…

Y más inevitable el dolor

Que producía tu ausencia

Y el paso irrespetuoso

Del tiempo a tu memoria.

Y cuanto más deseaba recordar

Más olvido anhelaba

Para dejar de soñar despierto

Para dejarte al fin marchar.


Anuncios

9 comentarios en “Una despedida desesperada

  1. Ves, Eari, si a veces es tan dificil poder olvidar. Agotar los recuerdos resulta imposible pues para ello debemos de estar continuamente acordandonos de recordarlos…y nunca se acaban.

    Un beso
    OrdennegrO

  2. El olvido es a veces tan necesario como el propio recuerdo, ambos duelen tanto que queman. Al final uno de los dos prevalecerá, y acabará recordando al otro con desesperación.
    Me gusta.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s