A

Ana canta nanas al alma naranja
anda a gatas sobre las sábanas blancas tras las hadas,
Hasta que abra las alas ámbar para saltar de la cama,
Allá, Al alba azafrán va. Nada la hará parar.

Por Arminda C. Ferrera