De lo que le dijo un Señor de renombre a un cretino (II) (Diálogos Cruzados)

–         Es usted tan, tan… horrendo

–         Ajá! cierto

–         Lo que yo decía… horripilante

–         ¿Y nada más que añadir a mi triste figura?

Poca imaginación le brindaron las musas. Decir que soy horripilante es como decir que usted es de inteligencia retraída; algo evidente.

Si en su ánimo quería idear un desaire hay un amplio muestrario aquí delante.  Empezando por la cara: ¿Ya estamos en el día de difuntos? ¿De qué muerto es la máscara? Las orejas: Nunca ha de pasar calor ya que puede pasar el día abanicándose; La nariz: un descomunal trampolín para los mocos; La espalda: Está siempre preparado por que el atillo a cuestas lleva incorporado; los pies: Andando llega quince minutos antes; La talla: ¡Increíble, este gnomo de jardín habla! Parturiento: No te alumbraron, te apagaron. Descriptivo: contrahecho, deforme… un aborto; Expositivo: es un claro ejemplo de cruce entre chimpancé y cerdo, chimpancerdo. Escatológico: No naciste, te cagaron al momento. Práctico: Un reposapiés perfecto. Sorpresivo: ¡ay qué mono! cobra nuevo sentido; Gracioso: Nunca pedirá al barbero que le recorte las patillas; Curioso: ¿Y no os duele estar de esa guisa? Pedante: ¿no os cansáis de mirar siempre al suelo y que las damas rocen vuestra chepa para así tener suerte? Planetario: hacia usted todos los insultos convergen por fuerza de gravedad. Y así en adelante, podría usted encadenar agravios, si los dioses le hubieran dado más ingenio y menos petulancia.

Por Thallayn Luorell

Historias de Nohm

Réplica a este texto:  Sobre los señores feos de vacíos tinteros Por Kiram

Contra replica: Sobre bardos, bufones y damas airadas (Diálogos cruzados)

Otros post relacionados:

De lo que le dijo un Señor de renombre a un cretino

Anuncios

8 comentarios en “De lo que le dijo un Señor de renombre a un cretino (II) (Diálogos Cruzados)

  1. Cuanta sensibilidad, que uso tan exquisito y delicado del lenguaje, que derroche de talento… Henchido de orgullo me encuentro, por el honor y el privilegio de contar con semejante luminaria en mi linaje… SÍ, ESTOY AUTO-PLAGIÁNDOME ¿QUÉ PASA? ¬¬

    KIRAM: Si Thallayn Luorell es feo, feo, Kïlme In-Grull es ligera, ligera… ¡Y hasta ahí puedo leer! (jijiji)

    EARIANDES: Ya no se si el personaje superó a la autora, o si la autora es INSUPERABLE. Sólo sé que me ENCANTA 😉

  2. Pingback: Sobre los señores feos de vacíos tinteros. « Kiram

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s