Sobre la complejidad humana (8)

–  La vida no es fácil – dijo con pesadumbre-.
– No es que no sea fácil, es que es fascinante – le respondió mientras salía de la habitación arrastrando los pies, con la espalda dolorida  y con un remeneo interesante al caminar-.

El primero, cuando se quedó solo, se sentó donde pudo impresionado por la afirmación.

El segundo, mientras se marchaba pensó  el porqué dijo aquello a un desconocido; decidió no darle más vueltas. 

Manual de acción para pensamientos recurrentes

– Si los pensamientos son al mismo tiempo potencia y acción, me esfuerzo en  pensar que no tengo problemas – dijo triunfante el alumno – Y el universo conspira para darme lo que deseo – argumentó -.

– Pero el universo no entiende de negaciones – le dijo el maestro a su discípulo – si le quitas el no a tu razonamiento ¿qué te queda?

– Una mierda – dijo con rabia. Fue entonces, y solo entonces, cuando una paloma hizo lo que hacen todas las palomas, le cagó encima.

– Pide y se te dará